Logo Indura
 Buscador
Web > Chile > COMPAÑÍA > Noticias

Publicada el 25-05-2020
Indura se prepara ante posible aumento de la demanda de oxígeno y redestina al segmento medicinal cilindros del área industrial

Hace algunas semanas, cuando la ciudad de Madrid alcanzó el peak de casos de coronavirus, la demanda de oxígeno en la capital española se quintuplicó, y a nivel nacional se duplicó, obligando a reforzar el abastecimiento de este insumo medicinal, que es clave en la primera etapa del tratamiento del covid-19, previo al uso de equipos más sofisticados como los ventiladores mecánicos.

Marcelo Torres, gerente general de Indura, uno de los principales proveedores de oxígeno a nivel local, dice que existe la posibilidad de que Chile replique esa trayectoria de consumo de oxígeno líquido, considerando que los niveles de población de Madrid y la Región Metropolitana son similares, en tomo a los 7 millones de personas. El ejecutivo agrega que con esta proyección en mente, la empresa ajustó y reenfocó sus operaciones para estar en condiciones de responder a este eventual incremento en la demanda de oxígeno, alza que —en todo caso—, hasta ahora no se ha producido, ya que el consumo del área hospitalaria se mantiene en niveles similares a los del año pasado, previo a la pandemia.

"Desde el prisma nuestro, que es el abastecimiento de oxígeno, no vemos ninguna alarma. En Chile hay capacidad suficiente para abastecer al sector de salud porque hay capacidad ociosa y además porque pudimos adecuar la disponibilidad de cilindros desde el área industrial. Esto permite responder ante un aumento de dos, tres o cinco veces en la demanda de nuestros clientes del sector salud. Hay capacidad suficiente de plantas productoras, tanques, camiones y cilindros para poder abastecer este eventual incremento de demanda", explica Torres.

Ligada históricamente a la familia Briones, Indura tiene casi 70 años de existencia, es uno de los mayores fabricantes de gases de Latinoamérica —entre ellos oxígeno—, y desde 201.2 es controlada por la estadounidense Air Products. Es una de las cuatro empresas que abastecen al mercado nacional y para ello cuentan con 17 plantas donde fabrican gases, instalaciones que son parte de una red de 24 puntos de distribución a nivel nacional. Por tema de costos la importación de estos productos no resulta eficiente.

El ejecutivo que lleva casi 30 años en la firma, comenta que en enero y por instrucciones de la matriz compraron mascarillas y alcohol gel y definieron protocolos sanitarios que pusieron en práctica en marzo, que hasta el momento los mantienen sin contagios entre sus trabajadores, de los cuales el 60% está haciendo trabajo remoto.

El 40% restante corresponde al personal que labora en plantas, realiza instalaciones y transporta los productos.

A inicios de marzo la empresa le pidió permiso a la autoridad para adaptar sus operaciones ante una eventual mayor demanda del sector de salud, ya que en períodos normales, el uso industrial —en rubros como el acuícola, vitivinícola, de alimentos, metalmecánica o procesos industriales— es dos o hasta tres veces superior que el médico.

La autorización les permitió redestinar al uso medicinal u hospitalario los cilindros de oxígeno que habitualmente utilizan en sectores industriales, y solo tuvieron que ajustar los requerimientos de trazabilidad e inocuidad a los estándares del segmento de salud, que son más rigurosos, ya que los cilindros son los mismos y el producto en su interior también.

"Hoy en día el oxígeno es un insumo crítico y como participamos del abastecimiento, en modalidades de cilindros y tanques, en gran parte de hospitales y centros médicos del país, detectamos que esta medida era clave considerando que, a la inversa de lo que ocurre en salud, la demanda de cilindros para el sector industrial está estable. Por lo tanto, era posible disponer de estos para la red sanitaria que hoy es prioritaria", asegura el ejecutivo.

Entregaron 500 cilindros en Espacio Riesco

Los cilindros no se fabrican en Chile y en las condiciones actuales importarlos tomaría del orden de cinco a seis meses, por el cierre de las fabricas europeas donde ellos los compran. Por eso Indura salió a recuperar cilindros de clientes industriales que han suspendido o reducido sus actividades y también de otros clientes que mantenían envases en desuso. A la fecha, dice Torres, están lavando y acondicionando entre 2 mil y 3 mil de estos contenedores de oxígeno.

"Los cilindros son la forma más instantánea de responder a la demanda, por ejemplo, mientras se instala una red con tanque en un hospital de campaña, para lo cual también estamos preparados con los equipos necesarios, o para entregarlos en los recintos no hospitalarios que se han destinado para recibir enfermos y donde la posibilidad de hacer redes es menor", explica Torres. Explica que, por ejemplo, acaban de entregar 500 cilindros en Espacio Riesco.

El gerente general de Indura precisa que dado que el oxígeno se comercializa mediante contratos —que en su caso fueron licitados antes de la crisis— la autoridad no tuvo que intervenir sus precios. "No hay negociaciones spot u oportunísticas, y sobre todo hemos sido especialmente cuidadosos porque no es momento de aprovecharse", dice, y agrega que siguiendo ese criterio colocaron del orden de cien ventiladores invasivos y no invasivos en hospitales y algunas clínicas. La empresa mantiene stock de estos equipos porque participa en un programa del Ministerio de Salud para la atención en domicilio de pacientes adultos de ventilación invasiva.

Fuente: El Mercurio Economía y Negocios  https://bit.ly/2A5fRJl

‹‹

SUGERENCIAS

‹‹
Chatea con nosotros en WhatsApp